Otorga UM Medalla al Mérito Docente a Mtra. Ana C. de Harper

medalla2En el marco de la celebración del 55 aniversario de la fundación de la Escuela Normal Montemorelos “Profa. Carmen A. de Rodríguez”, la UM otorgó la Medalla al Mérito Docente “Carmen A. de Rodríguez” a la Mtra. Ana Castillo de Harper, por un servicio abnegado en la educación adventista en México.

La ceremonia se llevó a cabo el jueves 17 de noviembre en el Auditorio Universitario “Emiliano Ponce”.

La Medalla al Mérito Docente es otorgada como símbolo y muestra pública ya sea por respeto, admiración, estima, por reconocimiento; o bien, por todo esto junto en el currículo de profesores destacados en diferentes escenarios.

La maestra Harper recibió esta medalla en reconocimiento por sus veinte años en la dirección de la Escuela Normal, mismos que marcaron lucidez en la gestión escolar internamente y ante las instancias de la Secretaría de Educación Pública; por haber creado e impulsado el Diplomado en Formación Docente de Enseñanza Básica; por su destacada participación en la formación de educadores; y en reconocimiento por sus cuarenta años de servicio a la educación adventista en México.

En dicha ceremonia se contó con la presencia del Prof. Ismael Castillo, rector de la UM; el Mtro. Lorenzo Tello, director de la Facultad de Educación; y el Prof. Jaime Bejarano, coordinador de la Escuela Normal Montemorelos, además de otros directivos y docentes de esta casa de estudios.

También estuvieron presentes la Lic. Nancy Fernández, directora del DIF Montemorelos, en representación del Lic. Javier Treviño, presidente municipal, y la Mtra. Rusbelina González, directora de la Escuela Normal Serafín Peña, en representación del Mtro. José Franco, director de Instituciones Formadoras de Docentes de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Nuevo León.

“Como educadores, el fin primario es conocer el mensaje; el secundario, librar a los niños del mal y guiarlos a la verdad, y el fin último, dejarlos con la llama del servicio como embajadores en el mundo”, dijo en discurso el profesor Castillo.

medalla3Además de la profesora Harper, las maestras Ofelia de Álvarez, Ana Silvia Martínez, Marielena de Pimentel, Martha de Covarrubias y Esther Soto de Everardo también recibieron un reconocimiento especial por su servicio.

En ausencia de la maestra Soto, el reconocimiento fue entregado a sus hermanos Matías y Elizabeth.

Datos biográficos

Ana Castillo Osuna nació el 9 de mayo de 1952, en un hogar donde la fe adventista había empezado a dejar una huella imborrable de servicio educativo, y habiendo cumplido quince años de edad, dejó Sinaloa, su tierra natal, para continuar sus estudios en el Colegio Vocacional y Profesional Montemorelos (COVOPROM).

Siendo la séptima hija de una familia de educadores, recibió la dirección en “los primeros pasos” de su caminar docente y se dedicó desde muy joven a esas labores, mostrando desde entonces su capacidad para operar con firmeza, orden y con una clara cosmovisión de los propósitos de la educación.

En 1970, en posesión de un certificado de estudios y un acta de examen recepcional de la Escuela Normal, inició su vida profesional trabajando como maestra en una escuela rural de su natal Sinaloa. Posteriormente fue invitada a trabajar como subpreceptora en el internado para señoritas en la Escuela Preparatoria del COVOPROM, mostrando alegría y comprensión juvenil, además de un interés por el desarrollo integral de las señoritas.

En 1974, contrajo matrimonio con Therlow Harper González, quien fue formado profesionalmente como pastor, maestro y líder de instituciones educativas en México dentro de la organización de la Iglesia Adventista, con quien siguió desarrollando el ministerio por los niños y jóvenes, modelando valores cristianos y una fe siempre activa. Es madre de tres hijos, más tres hijos políticos y una feliz abuela de seis nietos.

Su formación docente se fue vigorizando en el Colegio del Pacífico donde se desempeñó como preceptora, maestra y directora de la escuela primaria en el transcurso de veinte años. Sus alumnos gozaron de su clara visión educativa, alegre disposición y de su orientación sabia y claridad de pensamiento. También las escuelas del Colegio Nogales y el Valle de la Trinidad recibieron de la maestra Ana el amor por el desarrollo de los niños.

En la década de los 90 llevó a cabo los estudios de Licenciatura en Ciencias de la Educación, en el área de Ciencias Sociales en la UM y la Maestría en Educación con acentuación en Currículo.

En agosto de 1994 se incorporó a la Escuela Normal de la UM como docente y en enero de 1995 asumió la responsabilidad como directora, cargo que desempeñó hasta el 31 de julio de 2015, cuando se acogió a los beneficios de la jubilación, con cuarenta años de entrega incansable a la labor docente.

Tuvo la oportunidad de enseñar en todos los niveles del sistema educativo, desde el nivel básico hasta el posgrado.

La maestra Castillo ha dedicado toda su vida a la educación y a la formación de docentes.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Facebook Comments

Comments are closed.